Misterio: un ufólogo murió días después de enviarle un extraño mensaje a su madre
Sabado 10.12.16
Ciudad de Buenos Aires
34.5°
34.5°
23%
Internacionales
Misterio: un ufólogo murió días después de enviarle un extraño mensaje a su madre

Se trata del británico Max Spiers, quien fue encontrado muerto en junio en Polonia, poco antes de una conferencia en la que iba a hablar sobre ovnis y teorías de conspiración; su madre y sus cientos de miles de seguidores creen que lo mataron; en la carta dejada a su madre dice: "Si me ocurre algo, que lo investiguen"

Foto
Multimedia

La última entrevista que concedió Max Spiers

Se trata del británico Max Spiers, quien fue encontrado muerto en junio en Polonia, poco antes de una conferencia en la que iba a hablar sobre ovnis y teorías de conspiración; su madre y sus cientos de miles de seguidores creen que lo mataron; en la carta dejada a su madre dice: "Si me ocurre algo, que lo investiguen"

La muerte del ufólogo británico Max Spiers generó todo tipo de teorías conspirativas y el misterio aún sigue abierto. A los 39 años fue encontrado muerto en junio en Polonia, días antes de dar una conferencia donde iba a hablar sobre ovnis y teorías de conspiración.

Según informa el medio The Telegraph, las autoridades polacas informaron que la muerte se debió a causas naturales. Pero fue su madre quién comenzó con las dudas sobre su muerte para darles paso a la teorías conspirativas. Algunos incluso han mencionado que los gobiernos del mundo supuestamente eliminan a quienes se acercan demasiado a la verdad sobre el fenómeno de los ovnis.

¿Cómo comenzó todo? La madre de Spiers afirma que días antes de su muerte le envió un extraño mensaje que decía: "Si me ocurre algo, que lo investiguen". Toda su familia asegura que el ufólogo se encontraba en perfecto estado de salud. "Creo que Max había estado cavando en algunos lugares oscuros y temo que alguien lo quisiera muerto", comentó la madre. La misma asegura que lo único que tiene es un certificado de defunción de las autoridades polacas y que no se realizaron inspecciones después de la muerte.

Al confirmarse que el estado de salud del británico era óptimo, hay quienes afirman que lo más posible es que haya sido envenenado. "Si no fuera cierto aquello de lo que hablaba, ¿por qué habrían de matarlo? Las personas sanas no se enferman y mueren, son envenenadas", sostuvo el bloguero Craig Hewlett.

Ante toda la situación, Nick Pope, periodista y especialista en ufología, sostuvo que las teorías conspirativas son tan solo eso. "La muerte de Max Spiers fue una tragedia, pero después de haber dirigido el proyecto sobre ovnis del gobierno del Reino Unido, juro que no andamos por ahí matando a los investigadores de ovnis", escribió en su cuenta de Twitter.

 

Miércoles 19 de Octubre de 2016