Todo sobre los cyborgs: quiénes son, cómo viven, cuál es su filosofía y por qué reclaman por sus derechos
Sabado 10.12.16
Ciudad de Buenos Aires
34.5°
34.5°
23%
Tendencias
Todo sobre los cyborgs: quiénes son, cómo viven, cuál es su filosofía y por qué reclaman por sus derechos

Se trata de una tendencia que impulsa la combinación del cuerpo humano con elementos electrónicos; Neil Harbisson y Moon Ribas, sus mayores exponentes, estuvieron en Mar del Plata y contaron detalles de su particular estilo de vida

Se trata de una tendencia que impulsa la combinación del cuerpo humano con elementos electrónicos; Neil Harbisson y Moon Ribas, sus mayores exponentes, estuvieron en Mar del Plata y contaron detalles de su particular estilo de vida

Un nuevo estilo de ciudadano habitan el mundo. Se trata de los cyborgs, es decir, aquellas personas que tienen incorporado a sus cuerpos elementos de dispositivos electrónicos. 

El concepto fue creado en 1960 por Manfred ClynesNathan Kline

El concepto fue creado inicialmente en 1960 por el neurocientífico Manfred Clynes y el psiquiatra Nathan Kline. En su momento, ellos se refirieron a ser humano mejorado que podría sobrevivir en entornos extraterrestres. 

Años más tarde, la idea tomó una nueva fuerza a partir del ya clásico trabajo de Donna Haraway, "Un manifiesto cyborg: ciencia, tecnología, y feminismo socialista a finales del siglo XX".  Publicado en la revista Socialist Review en 1985, la filósofa introduce y define el cyborg en cuatro partes.

De acuerdo con Haraway, se trata de un organismo cibernético, híbrido de máquina y organismo, criatura de realidad social vivida y criatura de ficción

Actualidad

Más allá de los conceptos, la idea fue mutando y hoy en día ya forma parte de una tendencia. Y si bien el número aún es bajo cada vez màs personas optan por incorporar a su cuerpo algún elemento cibernético para así tener una sensibilidad especial. 

Tal vez el caso más emblemático es el de Neil Harbisson, reconocido por el Gobierno británico como la primera persona cyborg del mundo. Gracias a un sensor de color que tiene delante de la frente, conectado con una antena detrás de su cabeza y con un chip, este artista logra escuchar colores.

"El sensor de color detecta la frecuencia de luz que tengo delante y la traduce a sonido. Lo que hace es bajar 40 octavas la frecuencia del color, entonces yo puedo oírlo, literalmente. Cada color tiene una nota diferente y yo las oigo por vía ósea, entonces en vez de usar las orejas, uso el hueso", indicó, en diálogo con Télam.

Neil Harbisson y Moon Ribas encabezan la "Fundación Cyborg", creada en 2010

Junto a su socia, la coreógrafa Moon Ribas, Harbisson encabezó la "Fundación Cyborg", una organización sin ánimo de lucro creada en 2010. Se trata de una institución que impulsa la investigación, la creación y promoción de proyectos relacionados con la ampliación y la creación de nuevos sentidos y percepciones mediante la aplicación de tecnología para el cuerpo humano.

Ribas, otra de las estrellas de los cyborgs, se injertó un chip conectado a un centro de sismografía mundial, que le permite percibir en tiempo real cualquier movimiento telúrico. Así percibe, constantemente, cualquier vibración alrededor del mundo, de la más leve a un terremoto de magnitud

La fundación, desde su sede central en la ciudad de Nueva York, colabora con instituciones, universidades y centros de investigación de todo el mundo. La idea: profundizar en la lógica cyborg e informar a todos los interesados. 

Reclamos por derechos

Uno de los problemas de la lógica cyborg es que trae problemas en los aeropuertos, ya que las normas internacionales impiden pasar los controles con un objeto tecnológico. 

Esta cuestión en apariencia menor generó un reclamo mucho más amplio y con ribetes filosóficos: la creación de una nueva categoría de ciudadano para quienes incorporen tecnología en su cuerpo. 

La creación de una nueva categoría de ciudadano choca con la tradición republicana de igualdad ante la ley

Sin embargo, se trata de un planteo que choca a la vez con la tradición de los Estados republicanos, basada en la igualdad de todos ante la ley. 

Puntualmente en el caso de Harbisson, la antena que lleva por sobre la cabeza fue creada en Suecia. Por eso, está gestionando su ciudadanía en ese país, ya que sostiene que una parte de su cuerpo, inescindible, es sueca.

“Los cyborg tenemos derechos y debemos ser considerados por las instituciones del Estado”, afirmó el artista. 

Encuentro en Mar del Plata

Neil Harbisson y Moon Ribas estuvieron este viernes en el Encuentro Internacional de Diseño, organizada por Trimarchi en Mar del Plata, donde ante un auditorio lleno contaron su experiencia de vida.

Además de sus implantes iniciales, estos activistas comparten otra particularidad: en Brasil se implantaron muelas que les permite, siguiendo estudiados movimientos bucales, comunicarse a través de un código morse. Así, logran transmitirse ideas sin palabras.

Neil y Moon buscaron allí acercar la tendencia cyborg y demostrar que no se trata de algo tan extraño. Sin ir más lejos, una forma de acercarse a esta nueva ciudadanía es aceptar que los que tienen un marcapasos podría considerarse un cyborg, pues lo necesitan para sobrevivir.

Algo similar ocurre con otras tecnologías médicas tales como el implante coclear, que permite que un sordo oiga a través de un micrófono externo conectado a su nervio auditivo.

Con el tiempo, creen que los seres humanos de transformarán en cyborg, diseñando e incorporando nuevas percepciones, en un mundo que los irá naturalizando.

Por otra lado, la percepción suena sensata: en un futuro no muy lejano, el desarrollo tecnológico hará que las prótesis sean incluso más precisas y fuertes que la parte del cuerpo original. 

Sin embargo, como pasa con muchas otras cosas, la tecnología va más rápido que la legislación y la sociedad incorpora lentamente los cambios. En definitiva, es cuestión de tiempo.

Miércoles 19 de Octubre de 2016