Estados Unidos obliga a los medicamentos homeopáticos a advertir que no tienen efecto científicamente comprobado
Lunes 05.12.16
Ciudad de Buenos Aires
25.4°
25.4°
66%
Salud
Estados Unidos obliga a los medicamentos homeopáticos a advertir que no tienen efecto científicamente comprobado

A partir de un cambio de normativa, la comunidad científica del país obligó a los medicamentos que adhieran a este tipo de medicina a tener un control mucho más grande; qué es la Homeopatía; conocé de qué se trata

A partir de un cambio de normativa, la comunidad científica del país obligó a los medicamentos que adhieran a este tipo de medicina a tener un control mucho más grande; qué es la Homeopatía; conocé de qué se trata

"Esta droga no tiene un efecto científicamente comprobado". La leyenda deberá estar impresa en todos los medicamentos homeopáticos que se vendan en los Estados Unidos a partir de ahora. El cambio de normativa fue decidido por la Comisión Federal de Comercio (CFC) de este país a través de una resolución que obliga a las drogas de venta libre a no dar lugar a engaños.

"La inmensa mayoría de las indicaciones que vienen en los productos homeopáticos no están basadas en métodos científicos modernos y no son aceptadas por expertos médicos actuales", asegura la CFC. La política contra la medicina homeopática podría sumar en breve a un nuevo aliado, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA), cuya portavoz dijo también estar revisando su política sobre estos productos.

La homeopatía surgió a finales del siglo XVIII como un sistema de medicina alternativa, apoyado en la idea de que una sustancia que cause los síntomas de una enfermedad en personas sanas curará lo similar en personas enfermas.

Se trata del primer gran ataque directo a la homeopatía. Considerada por muchos especialistas como una pseudomedicina, su negocio genera ventas por más de U$S 1.200 millones al año en ventas en Estados Unidos, según la revista especializada Nutrition Business Journal.

Aunque no muy difundida, la medicina homeopática también funciona en la Argentina, donde recae exclusivamente en manos de los farmacéuticos que tienen autoridad legal para prepararlos, ya que no hay ni laboratorios que los preparen. Por eso tampoco los productos homeopáticos son controlados por la ANMAT.

En el país hay cerca de 2 mil homeópatas diplomados, cuyo título no tiene reconocimiento oficial, más allá de que cada vez más profesionales recomiendan sus tratamientos como un complemento para la medicina clásica. Se estima que unas 300 mil argentinos recurren a la homeopatía.

Qué es la homeopatía

En la página de la Asociación Médica Homeopática Argentina se explica de la siguiente manera:

Es un método terapéutico, mezcla de ciencia y arte, nacido hace 200 años aproximadamente, de la mano de un alemán, el Dr. Christian Federico Samuel Hahnemann, quien supo extraer de la naturaleza (vegetales, animales, minerales) todo su poder curativo.

  1. Unicista: porque desde una visión holística, totalitaria o sistémica, se intenta la curación con la utilización de "un solo medicamento por vez".
  2. Hahnemanniana: en honor a su creador.

La Homeopatía comprende al ser humano como una totalidad, inseparable en sus componentes. El ser humano es uno solo en cuerpo y en mente; en materia y energía que anima la materia .

Salud y enfermedad. La salud es concebida como el estado de armonía entre ambos componentes y con el universo que nos rodea. La enfermedad, en contrapartida se concibe como la presencia de un disturbio, que altera dicha armonía. La estructura (orden de partes) y el buen funcionamiento (orden de sucesos) es mantenido convenientemente mientras el individuo se encuentra en salud. Una de ellas o ambas, son alteradas durante la enfermedad, que se concibe como una sola: la enfermedad del individuo o lo que es lo mismo: el enfermo.

Acción terapéutica. El tratamiento homeopático utiliza para curar cuatro principios fundamentales dentro de los cuales destacamos La Ley de la Similitud o Semejanza, que significa curar con la administración de medicamentos, que han sabido producir los mismos síntomas en una persona sana. Todos los medicamentos, desde hace 200 años atrás, libres de toxicidad, han sido probados en seres humanos sanos voluntarios. Ante su administración, el individuo sufre una desarmonía que expresa por síntomas (dolor, miedo, insomnio, ardor etc). Luego, al suspender la toma del medicamento, el experimentador retorna hacia la salud, hecho verificado en el 100% de los casos. Hecho destacable: los medicamentos enferman al experimentador en forma reversible, es decir, saben como enfermar, pero el disturbio producido sabe como volver a su punto de inicio. Generan un camino de ida y vuelta: de la salud a la enfermedad y de la enfermedad hacia la salud.

La enfermedad adquirida en forma natural (por una intoxicación, o por exposición al frío o por un gran susto, o una gran tristeza) conoce el camino que lleva a la aparición de síntomas patológicos que con el tiempo se exacerbarán o cambiarán pero que siempre persistarán, sostenidos por el disturbio inicial que no ha sido resuelto; el individuo así afectado "no sabe como volver hacia la salud" (salvo contadas excepciones como es el caso de la gripe, la varicela, el sarampión, un traumatismo menor o una indigestión leve; en estos casos, sólo debemos esperar y el tiempo nos demostrará la capacidad de recuperación de nuestro organismo ad integrum. Los disturbios que las originan, conocen el camino de vuelta hacia la salud como los medicamentos homeopáticos)

La administración del medicamento homeopático que haya sabido producir un disturbio similar (disturbio que llevó a la aparición de los mismos síntomas en el hombre sano) metafóricamente destrabará este bloqueo y llevará al paciente al camino de retorno hacia la salud (proceso que llamamos curación). El medicamento puede realizar este trabajo, porque así lo ha demostrado durante la experimentación: todos los experimentadores han retornado hacia la salud, luego de haber presentado los mismos síntomas que nuestro paciente.

Comparación con la medicina ortodoxa
La medicina ortodoxa utiliza principalmente el principio del "anti": sus medicamentos producen y provocan la reacción contraria a la que está presente. Si hay inflamación: antinflamatorios. Si hay dolor de cabeza: antijaquecosos. De esta manera, consiguen paliar síntomas, y a veces hasta enmudecerlos por completo, dando bienestar al ser humano. Pero este cambio es momentáneo y solo perdurará mientras la dosis del medicamento sea óptima. El disturbio que ha dado origen a los sintomas no ha sido resuelto y esa es la clave a resolver, que la homeopatía consigue.

Miércoles 30 de Noviembre de 2016