Desopilante: una psicóloga fue abandonada en el altar y se casó con su perro
Lunes 05.12.16
Ciudad de Buenos Aires
24.4°
24.4°
69%
Historias
Desopilante: una psicóloga fue abandonada en el altar y se casó con su perro

La peculiar situación ocurrió en San Lorenzo, Santa Fe; a días de la boda, los problemas de pareja obligaron a suspenderla, pero ella no se quiso quedar sin fiesta

La peculiar situación ocurrió en San Lorenzo, Santa Fe; a días de la boda, los problemas de pareja obligaron a suspenderla, pero ella no se quiso quedar sin fiesta

La historia puede parecer cómica e irreal pero es verídica. Y revolucionó a los medios de todo el mundo. Romina Pitton, psicóloga de San Lorenzo, Santa Fe, fue abandonada por su novio en el día de su casamiento pero decidió casarse igual. ¿Con quién lo hizo? Con su perro.

Según los medios locales, la pareja tenía fecha establecida para la boda y estaba todo listo para la fiesta, pero terminaron suspendiendo la unión ya que durante los días previos comenzaron los problemas en la relación. Pero nada de eso le impidió a Romina festejar: celebró la reunión con algunos invitados y luego aquellos que no asistieron se sorprendieron al ver las fotos del casamiento que finalmente se había realizado, pero con el perro de la mujer reemplazando al novio.

Días más tarde, y tras una fuerte repercusión en la prensa, Romina decidió hablar con el portal SL24, donde comentó que vivió "una situación de abandono" de parte de su expareja y por eso decidió hacer la fiesta. "Más allá de todo se utilizó la mascota, que era un accesorio del evento. Me angustió mucho como los medios utilizaron esta situación de una fiesta privada, íntima, que yo decidí hacer adelante igual por una cuestión para reivindicarme como mujer ante una situación de desplante", comentó la psicóloga.

"Todos me dicen que fui fuerte para soportar el dolor y a cuatro días de esta situación que el novio decidió no llevar a cabo yo seguí adelante a pesar de todo. Me planteé, después de tantas situaciones de estrés con la gente, con una situación íntima que veníamos charlando, por qué no poder casarme sola con mi vida, con mis convicciones y con mi gente que me apoyaba", agregó Romina.

"A los invitados al casamiento se les avisó que no iba a ver ceremonia pero sí una fiesta con los familiares y que los que me quisieran apoyar que vinieran", declaró, y luego admitió que podría haber evitado ponerse el vestido para "no quedar en ridículo, pero la verdad es que no me interesaba, porque la forma en que yo me tomé esta situación es hacerme cargo del casamiento sola".

Posteriormente, personas cercanas al novio salieron a defenderlo, alegando que la relación entre ambos había terminado hace más de un mes, y que él quien puso fin a los planes de casamiento cuando se enteró de una supuesta infidelidad.

Miércoles 30 de Noviembre de 2016