Llegó a la iglesia como invitada para una boda y la que se casaba era ella: la hermosa historia de Mercedes Velan y Gustavo Ortiz
Lunes 05.12.16
Ciudad de Buenos Aires
25.4°
25.4°
66%
Emocionante
Llegó a la iglesia como invitada para una boda y la que se casaba era ella: la hermosa historia de Mercedes Velan y Gustavo Ortiz

Se encontraban juntos desde hace 30 años, pero aún no habían tenido el casamiento que ella soñaba; el hombre le organizó una boda secreta y le dio la sorpresa de su vida; el video del momento

Foto
Multimedia

Se encontraban juntos desde hace 30 años, pero aún no habían tenido el casamiento que ella soñaba; el hombre le organizó una boda secreta y le dio la sorpresa de su vida; el video del momento

Cuando llegó como invitada a una boda, una mujer se enteró que la que se iba a casar... ¡era ella!. La protagonista del curioso hecho se llama Mercedes Velan y se encuentra en pareja con Gustavo Ortiz desde hace 30 años. 

Ellos se casaron por civil hace 13 años, pero no habían pasado por la iglesia. Fue por eso que Ortiz comenzó a considerar una idea poco habitual: quería organizarle una boda sorpresa a su novia.

"A fines de julio, volviendo de las vacaciones de invierno en Mar del Plata, se me cruzó otra vez la idea. Y ahí pensé: 'Supongamos que tengo la iglesia. ¿Cómo lo armo? ¿A quién le digo?'", contó Ortiz, quien es exfotógrafo de Clarín, en diálogo con Infobae

Lógicamente, se necesitó de mucha planificación, por lo que los amigos y familiares se sumaron a la iniciativa. De hecho, Gaspar (13), Gianni (10) y Gala (4), los propios hijos de la pareja, participaron del armado.

Para llevar a la iglesia a su novia, Gustavo le dijo que se casaba Walter, "El Mono", un conocido de la pareja. Sin embargo, hubo un desafío grande: lograr que Mercedes se presentara esa noche con un vestido blanco.

"Cuando le dije que se casaba 'el Mono', me contestó que bárbaro, que tenía un vestido que había usado en un 15 hacía unos meses. Pero era negro", relató Ortiz. Fue así como se puso a hacer unas tarjetas como si la fiesta fuera a ser en un salón muy caro, por lo que había que vestirse acorde a la ocasión. "Ayudaron las amigas: le insistieron para que se hiciera un vestido", aseguró Gustavo. 

Finalmente, la ceremonia se llevó a cabo en la iglesia Sagrado Corazón de Jesús, del barrio porteño de Barracas, y todo salió muy bien. 

El día de la boda, Ortiz y Velan llegaron en auto acompañados por un matrimonio amigo. Y para esperarla en el altar, Gustavo apuró el paso y llegó primero. "Mi amiga nos dijo que camináramos más rápido porque ella y mi mujer iban más despacio por el vestido", recordó el hombre. 

Toda la ceremonia quedó registrada en un video que se viralizó a través de las redes sociales. En las imágenes, se puede ver la expresión de Mercedes, que cuando se entera rompe en llanto. 

La historia, una gran idea desde el principiol, tuvo un final feliz. 

 

Jueves 01 de Diciembre de 2016