Cuáles son los cuatro cambios drásticos tras dos años sin alcohol ni cafeína
Lunes 22.05.17
Ciudad de Buenos Aires
17.6°
17.6°
64%
Salud
Cuáles son los cuatro cambios drásticos tras dos años sin alcohol ni cafeína

El neoyorquino Tobias van Schneider dejó de consumir ambas cosas en enero de 2015 y hoy cuenta su experiencia en un blog

El neoyorquino Tobias van Schneider dejó de consumir ambas cosas en enero de 2015 y hoy cuenta su experiencia en un blog

¿Podrías vivir sin consumir alcohol y cafeína durante dos años? Para aquellos amantes de ambas o alguna de las dos sustancias, o tan solo para los que disfrutan de una copa de vino o una taza de café cada tanto, puede resultar una misión imposible. No lo fue para Tobias van Schneider, un residente de Nueva York que decidió cambiar sus hábitos.

Dos años atrás, en enero de 2015, el estadounidense decidió abstenerse completamente de consumir alcohol y cafeína, y tres días antes de la llegada del año 2017, compartió su experiencia en su blog, según informó el sitio The Independent. Allí, Tobias remarcó cuáles fueron los cuatro cambios más drásticos que notó en su vida, y no solamente en el cuerpo y la salud, sino también en su bolsillo y en la interacción social.

¿Qué cambia sin alcohol y cafeína?

  • Abstenerse de consumir alcohol, un ahorro: Tobias calculó que gastaba aproximadamente 33 dólares en bebidas alcohólicas diariamente, lo que derivaba en mil dólares mensuales. El autor del experimento señala que gastar una importante cantidad de dinero en bares y en una o dos botellas de vino semanales es algo común en Nueva York. 
  • La administración del tiempo se hace más fácil: desde que dejó el alcohol y la cafeína, empezó a salir menos por las noches y emplear menos tiempo en conversaciones sin sentido. "Es increíble ver cómo la cultura de beber lentamente desaparece de mi vida", confiesa el neoyorquino.
  • Se duerme mejor sin alcohol encima: con su vida nueva, no solamente empezó a dormir mejor por las noches, sino también a levantarse más fácil por las mañanas, sin la resaca que deja la larga noche en un bar.
  • La vida sin cafeína es más sana: a pesar de ser un amante del café, Van Schneider afirma que sin la cafeína se siente mucho mejor. "La eliminación del café de mi menú me ha ayudado a estar más relajado, el café siempre me estresaba". Además, el estadounidense destacó que la ausencia de café mejoró su digestión. 
Viernes 06 de Enero de 2017
Comentarios