¿Por qué nos molestan ruidos como el de una persona masticando? Qué es la misofonía y cómo tratarla
Miércoles 13.12.17
Ciudad de Buenos Aires
16.2°
16.2°
41%
Salud
¿Por qué nos molestan ruidos como el de una persona masticando? Qué es la misofonía y cómo tratarla

Son pequeños ruidos que para muchos son imperceptibles, pero a otros pueden irritarlos hasta hacerlos perder la paciencia; ¿tiene cura?

Son pequeños ruidos que para muchos son imperceptibles, pero a otros pueden irritarlos hasta hacerlos perder la paciencia; ¿tiene cura?

Sentir irritabilidad o incluso pánico ante sonidos cotidianos como el goteo de una canilla, el ruido de alguien mascando chicle o cliqueando una lapicera, pueden ser síntomas de que se padece misofonía.

El término misofonía significa odio (miso-) al sonido (-fonía), por lo tanto, las personas que lo sufren reaccionan de forma irracional ante sonidos específicos. Esta afección no debe confundirse con la hiperacusia, que consiste en percibir ciertos sonidos de una forma anormalmente alta, y sentir incluso dolor físico al escucharlos. La hiperacusia y la misofonía son trastornos relacionados con una “disminución de la tolerancia al sonido”. No obstante, la hiperacusia es una afección en la que la información auditiva se percibe de forma insoportablemente alta, mientras que en la misofonía son los sonidos repetitivos o patrones de sonido los que se hacen intolerables.

Las personas con misofonía reaccionan al escuchar un patrón de sonido específico, como el ruido de masticar chicle, la tos, los golpecitos con un lápiz sobre la mesa, los estornudos, etc.

Causas de la misofonía

La misofonía es un trastorno neurológico en el que los estímulos auditivos, y en ocasiones visuales, son malinterpretados por el sistema nervioso central. No obstante, la misofonía y sus causas, siguen siendo prácticamente un misterio.

Aunque muchas personas pudieron padecer este trastorno auditivo durante años, no sino hasta la década del '90 cuando se llega a reconocer como enfermedad.

Síntomas de la misofonía

Los síntomas de la misofonía, la reacción extrema ante sonidos específicos, suelen aparecer al final de la infancia, aunque pueden comenzar a cualquier edad. Lo habitual es que por primera vez la reacción la desencadene un sonido específico, y posteriormente, se van sumando más sonidos detonantes a la lista.

Tratamiento para la misofonía

En la actualidad, no existe ningún tratamiento o cura para la misofonía.  No obstante, el médico puede recomendar distintos tipos de terapias para poder sobrellevarlo. Ademàs, hablar acerca del problema que se padece puede ser de gran ayuda.

Vivir con misofonía

Mientras que algunas personas intentan enmascarar los ruidos detonantes de la fobia con música, otras personas simplemente los intentan evitar. Dependiendo de la gravedad de la misofonía, las consecuencias pueden llegar a ser muy serias. El paciente deja de tener relaciones personales, de involucrarse en actividades sociales, e incluso puede llegar a abandonar el hogar.

Las personas que padecen misofonía se sienten alienadas e incomprendidas porque se lass suele tildar de histéricas o exageradamente sensibles. Es fundamental acudir al médico para que se pueda diagnosticar esta condición y probarse a sí mismo que no es una invención.

Fuentes: http://www.hear-it.org/es/Misofoniawww.dukescience.org/content/misophoniawww.misophonia-research.com

Martes 22 de Agosto de 2017
Comentarios