Por qué la manera en que cocinamos el arroz puede ser perjudicial para la salud
Lunes 22.05.17
Ciudad de Buenos Aires
17.6°
17.6°
64%
Alimentación
Por qué la manera en que cocinamos el arroz puede ser perjudicial para la salud

Un informe de la BBC asegura que el alimento contiene arsénico inorgánico y que es importante moderar las dosis; cómo conviene cocinarlo

Un informe de la BBC asegura que el alimento contiene arsénico inorgánico y que es importante moderar las dosis; cómo conviene cocinarlo

El arroz forma parte de la dieta semanal y diaria de muchas personas. Pero ahora bien, ¿puede llegar a ser dañino? Diversos estudios en el último tiempo señalan que este alimento posee arsénico inorgánico, un conocido veneno que existe naturalmente en la tierra y está clasificado como un cancerígeno de categoría 1 por la Unión Europea, lo que significa que es una causa conocida de cáncer en humanos.

Debido a que hay arsénico en la tierra, los alimentos pueden contener pequeñas cantidades, aunque generalmente en niveles tan bajos que no hay razón para preocuparse. Pero en el caso del arroz es distinto, ya que crece en campos inundados, por lo que es más fácil que las plantas absorban más arsénico. Así, contiene de 10 a 20 veces más arsénico que otros cereales.

"Con lo único que lo puedo comparar es con los cigarrillos", señala Andy Meharg, de la Queen's University en Belfast, Irlanda del Norte, quien ha estudiado el arsénico durante décadas. "Si te fumas uno o dos al día, tu riesgo es más bajo que si fumas 30 o 40. Depende de la dosis: cuando más arroz comes, más alto es el riesgo".

Por otro lado, Meharg piensa que hay que proteger a quienes comen mucho arroz. Un par de porciones por semana no pone en riesgo a un adulto, pero al experto le preocupan los bebés y los niños. "Sabemos que el arsénico en niveles bajos tiene un impacto en el desarrollo inmunológico, en el crecimiento y en el coeficiente intelectual", dice, en un informe de la BBC.

¿La solución? La manera en la que se cocina el arroz, ya que puede reducir dramáticamente el contenido de arsénico. De acuerdo al informe de la cadena británica, junto a Meharg, las pruebas afirman que la mejor técnica es remojar el arroz desde la noche anterior en una proporción de 5 partes de agua por una del cereal.

De esta manera, se rebaja la cantidad de arsénico en un 80%, mucho más que el método más común de usar dos partes de agua y una de arroz y dejar que el arroz absorba todo el agua. Cocinar el arroz en la proporción 5:1 sin remojarlo antes también redujo los niveles de arsénico pero no tanto como cuando se remojó. 

Viernes 17 de Febrero de 2017
Comentarios