Documentos históricos del Tribunal Judicial relacionados con la búsqueda de Mar-a-Lago

Los fiscales revelaron nuevos detalles sobre la investigación criminal en curso sobre el mal manejo por parte de Trump de documentos clasificados llevados de la Casa Blanca a su centro vacacional y su hogar en Florida. Trump y sus aliados han negado haber actuado mal.

En total, el gobierno de EE. UU. ha recuperado más de 320 documentos clasificados de Mar-a-Lago desde enero, incluidos más de 100 incautados en la búsqueda de agosto, dice el Departamento de Justicia.

La presentación se produce en respuesta a la oferta de Trump de un «maestro especial» en una demanda civil contra el Departamento de Justicia, pocas semanas después de que el FBI allanara Mar-a-Lago. El juez que maneja el caso, designado por Trump, dijo que su «intención inicial» es traer a un maestro especial. La audiencia está programada para el jueves.

Algunas conclusiones clave de la presentación, lo que aprendimos y hacia dónde vamos desde aquí.

Los documentos pueden haber sido movidos y escondidos de los investigadores

El Departamento de Justicia presentó el martes que los documentos fueron «posiblemente escondidos y retirados» de una sala de almacenamiento en Mar-a-Lago como parte de un esfuerzo por «obstruir» la investigación del FBI.

Además, el Departamento de Justicia dijo que la búsqueda «arroja serias dudas» sobre las afirmaciones de sus abogados de que hubo una «búsqueda asertiva» para devolver material clasificado en respuesta a una citación del gran jurado.

Un abogado de Trump firmó una declaración al Departamento de Justicia en junio diciendo que todo el material clasificado en Mar-a-Lago había sido devuelto.

“El FBI recuperó el doble de documentos en cuestión de horas que el abogado del expresidente y otros representantes tuvieron semanas para cuestionar seriamente las representaciones hechas en el testimonio del 3 de junio, en cuestión de horas que habría excedido la ‘búsqueda sustancial’. El grado de cooperación en este asunto genera dudas», escribió el Departamento de Justicia.

El Departamento de Justicia rechaza las críticas y las mentiras de Trump sobre la búsqueda del FBI

El Departamento de Justicia les ha dado a los investigadores federales la oportunidad de tomar represalias contra Trump, sus abogados y sus aliados políticos, quienes criticaron la redada sin precedentes del FBI en su casa y presentaron múltiples reclamos.

La presentación del DOJ «contiene una enumeración detallada de hechos relevantes, muchos de los cuales se proporcionan para corregir las narraciones incompletas e inexactas establecidas en las presentaciones de los demandantes».

La presentación citó varios ejemplos que refutan las afirmaciones del equipo de Trump sobre la búsqueda y lo que sucedió antes.

Por ejemplo, un alto funcionario del Departamento de Justicia argumenta que los investigadores federales estaban limitados en lo que podían ver durante una visita al centro turístico de Mar-a-Lago en junio, en contra de la narrativa de cooperación total del equipo de Trump.

Los abogados de Trump no han dicho que los documentos estén clasificados

El relato del Departamento de Justicia socavó las afirmaciones de Trump y sus aliados de que el expresidente clasificó los materiales en cuestión.

“Mientras preparaba los documentos, ni el abogado ni la defensa afirmaron que el expresidente clasificara los documentos o afirmara algún reclamo de privilegio ejecutivo”, dice la presentación.

“En cambio, el abogado manejó los documentos de tal manera que les informó que estaban clasificados: el producto consistía en un solo sobre rojo, doblemente envuelto en cinta adhesiva, que contenía el documento”, agregaron los abogados.

Una foto vale más que mil palabras

La página final de la presentación judicial de 54 páginas incluía una fotografía que mostraba una pila de documentos clasificados esparcidos por el piso de la oficina de Trump en Mar-a-Lago, que incluía documentos altamente confidenciales, como recursos humanos.

La foto llevó a casa el mensaje de que el Departamento de Justicia pareció ofrecer la defensa más fuerte de su búsqueda el martes.

¿Por qué Truth Social, que apoya a Trump, aún no está en la tienda de aplicaciones de Google?

El gobierno confiscó documentos de Mar-a-Lago tres veces este año: Trump entregó voluntariamente 15 cajas a los Archivos Nacionales en enero, el equipo de Trump entregó algunos artículos bajo citación en junio y los agentes del FBI confiscaron otras 33 cajas. Busque Mar-a-Lago a partir de este mes.

Los agentes del FBI recuperaron 100 documentos clasificados personalmente durante una búsqueda en Mar-a-Lago el 8 de agosto, dijeron los fiscales.

sobre el pasaporte

Trump ha atacado al FBI por tomar sus pasaportes, pero luego se los devolvieron, diciendo que fueron incautados fuera del alcance de la orden y de manera inapropiada.

Pero los pasaportes se encontraron en un cajón del escritorio, que contenía documentos confidenciales, insistió el gobierno, y agregó que los registros del gobierno «vienen con otros documentos».

“La ubicación de los pasaportes es evidencia relevante en una investigación sobre la retención no autorizada y el mal manejo de información de seguridad nacional; sin embargo, el gobierno decidió devolver los pasaportes a su discreción”, escribió el Departamento de Justicia.

Un maestro especial evitaría la revisión de los riesgos de seguridad nacional, dice el Departamento de Justicia

El Departamento de Justicia argumentó en su presentación judicial el martes que nombrar a un abogado especial para revisar los materiales tomados de la casa de Trump dañaría la seguridad nacional.

«Nombrar a un maestro especial interferiría con la investigación criminal en curso del gobierno, y si el maestro especial tuviera la tarea de revisar documentos clasificados, evitaría que la comunidad de inteligencia lleve a cabo su revisión en curso del riesgo de seguridad nacional. Los materiales podrían resultar de medidas de identificación para reparar o mitigar los daños causados ​​por un almacenamiento inadecuado», dijo el Departamento de Justicia. Escribieron los abogados.

El departamento destacó esos riesgos porque el maestro especial argumentó que era «innecesario» porque el equipo de filtrado interno del DOJ ya había completado la tarea de separar los documentos privilegiados del material incautado para documentos privilegiados, y «el equipo de investigación del gobierno ya revisó todos los materiales restantes, incluidos aquellos sujetos a reclamos de privilegio ejecutivo». »

“Además, el nombramiento de un maestro especial impediría la investigación criminal en curso del gobierno”, argumentó el Departamento de Justicia.

La presentación del Departamento de Justicia prepara el escenario para la respuesta de Trump y la audiencia del jueves.

Con las divulgaciones recientemente presentadas, el tiempo corre para que Trump responda en otra presentación judicial el miércoles y luego en la corte el jueves por la tarde.

La fecha límite de Trump para presentar una respuesta por escrito al informe del departamento es el miércoles a las 8 p.m.

Más tarde el jueves, ambas partes discutirán ante la jueza federal de distrito designada por Trump, Eileen Cannon, en un tribunal federal en West Palm Beach. El sábado, Cannon señaló que quería acceder a la solicitud de Trump de un maestro especial, quien fijó el horario de la sesión informativa para el sábado. Pero dijo que aún no se ha tomado una decisión final al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.